Regalar una joya es un sentimiento muy especial porque casi siempre está vinculado a un recuerdo romántico y a momentos importantes de la vida... la pedida de mano, el día de la boda, un regalo de un hijo a una madre o la joya heredada de una madre. Ilusión y sentimientos únicos.